logotipo grupo previsora Bilbaína seguros
Atención gratuita en el 900333324

La tranquilidad de estar en manos de los mejores

Implante coclear. Solución para niños y adultos y tipo de operación

Leída 13236 veces
07/04/2014 Valoración: 4.4 con 10 votos

Implante coclear

Implante coclear

Qué es un implante coclear

Un implante coclear es un pequeño dispositivo electrónico de alta tecnología y precisión que puede ayudar a proporcionar la audición de sonidos a una persona que sea profundamente sorda o que tenga graves dificultades auditivas, pero no cura definitivamente la sordera como tal, hay que aprender a dar sentido a los sonidos que transmite el implante.

No tiene nada que ver con un audífono que amplifica sonidos, es una prótesis totalmente distinta. Consiste en un transductor que transforma las señales acústicas del exterior en señales eléctricas que estimulan directamente el nervio auditivo. Sustituyen la función de la cóclea, el verdadero órgano para oír del oído.

Actualmente existen muchas marcas en el mercado que los distribuyen y la tecnología entre unos y otros es muy parecida. Las diferencias más visibles son el tamaño del procesador que puede ser tipo petaca o retroauricular y el tipo de pilas usadas para su alimentación.

Qué función hace un implante coclear

En una audición normal las ondas sonoras del exterior atraviesan el oído externo hasta llegar al tímpano provocando la vibración de la membrana timpánica. Esta pone en movimiento la cadena de huesecillos del oído medio llamados martillo, yunque y estribo transfiriendo la energía de su movimiento al oído interno donde la coclea o caracol, la transforma a impulsos eléctricos que el nervio auditivo lleva al cerebro para que éste los descifre e interprete como sonidos.

En algunos tipos de sordera profunda hay una destrucción de las células de la cóclea y es aquí donde se coloca el implante coclear para reemplazarla. Las estructuras del oído externo y del oído medio aunque no están dañadas también dejan de intervenir porque son sustituidas por los componentes externos del implante coclear.

Los implantes cocleares no restablecen una audición normal, hay que aprender a oír y a entender los sonidos que se reciben por ellos.

Cirugía para la colocación del implante

El dispositivo se compone de una parte externa que se sitúa detrás de la oreja y una segunda parte interna que se coloca quirúrgicamente dentro del cráneo del paciente bajo anestesia general.

  • La parte externa consta de un Microprocesador de sonidos que capta el sonido ambiente a través del micrófono que incorpora y de un Transmisor para transmitir la información del microprocesador a la parte interna del implante colocada en la operación quirúrgica.
  • La parte interna del implante es un Receptor-Estimulador que se coloca quirúrgicamente en el hueso del cráneo. Del receptor salen los electrodos que serán introducidos en la cóclea y que transforman las señales acústicas en señales eléctricas, estimulando el nervio auditivo y llegando al cerebro la sensación de oír.

La parte externa se coloca un mes después de la operación y se mantiene unida a la parte interna por un cable y un imán posicionador por detrás del pabellón auricular.

La colocación tiene los mismos riesgos de cualquier cirugía de oído con anestesia general y una vez colocados, los implantes son muy fiables y raramente hay que retirarlos o sustituirlos.

La cirugía de los implantes cocleares es una de las operaciones cubiertas en niños hasta los 14 años por nuestra garantía Vidasana Clínica Universidad de Navarra a través del Seguro Tranquilidad Familiar.

Implante Coclear tanto en Adultos como en Niños

Ambos dos, siendo sordos o con graves dificultades auditivas pueden beneficiarse de un implante coclear. En niños con hipoacusia congénita bilateral la edad ideal está entre los 2 y los 6 años, con el fin de facilitar el aprendizaje del lenguaje y un mejor desarrollo psicosocial.

El criterio general para seleccionar a quien colocar un implante coclear es el diagnóstico de hipoacusia neurosensorial bilateral profunda o total sin posibilidad de beneficiarse de una prótesis auditiva convencional.

También puede valorarse la colocación del implante en casos de sorderas unilaterales cuando en el oído sordo se perciben acúfenos (ruidos) de alta intensidad alterando la calidad de vida de forma importante, o en personas con restos auditivos pero que tienen grandes dificultades para entender el habla incluso con el empleo de audífonos adecuadamente adaptados.

Tras la colocación del implante, es imprescindible seguir una terapia de rehabilitación post implantación con profesionales especializados para aprender, o volver a aprender, a entender los sonidos que se perciben por el implante.

Las personas que han oído con anterioridad a la pérdida de la audición completa tienen mayor facilidad para aprender a asociar los sonidos que recuerdan con las señales captadas por los implantes pero las que nunca han oído, interpretar y dar sentido a los sonidos creados por un implante es un proceso arduo y muy sacrificado y se aconseja apoyarse también en otras técnicas, como leer los labios o el leguaje gestual.

Historia del implante coclear

El primer implante coclear reconocido en el mundo se instaló el 25 de febrero de 1957 fecha que se ha establecido como Día Internacional del Implante Coclear. En España, el primer implante coclear que consta es del año 1985.

Según la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España hay cerca de 6.000 implantados en España, más de la mitad de ellas son niños sordos profundos que vuelven a oír gracias a esta tecnología y 34 centros implantadores, destacando la Clinica Universidad de Navarra con programas de implantes específicos, por lo que se puede decir que el implante coclear ya no es una cosa de futuro, sino de presente.

Etiquetas: Implantes cocleares

También puedes leer

Deja un comentario

Blog Vidasana Clínica Universidad de Navarra

Siga nuestro feed RSS

¿Estas buscando una noticia en concreto?

Introduce un término a buscar
Suscríbete gratis
Archivo del Blog
2014
Contraer archivo del blog